Diferencias entre Metrorragia y Menorragia

La anatomía femenina y algunos de sus procesos vitales, como la menstruación, el embarazo y la menopausia, pueden promover algunos trastornos exclusivos de la mujer. Después que aparece la primera menstruación (menarquia), es importante mantener un control de observación acerca de su periodicidad, intensidad y duración; ya que se pueden presentar alteraciones menstruales en medio de situaciones de estrés, emociones, cambios profesionales, clima, etc., o sin motivos aparentes (posibles causas orgánicas o disfuncionales), que pueden entonces, adelantar, retrasar, suspender o modificar, de alguna manera, el periodo menstrual e indicar que algo no anda bien.

Metrorragias y Menorragias

Entre los trastornos que podrían ocurrir en el organismo de la mujer están las metrorragias y las menorragias. Ambas son hemorragias que le impiden a la mujer, en un momento dado, realizar sus actividades cotidianas. Veamos en qué consisten:

Metrorragia; es el sangrado uterino, generalmente no excesivo, que se produce fuera del ciclo menstrual.

Menorragia; es el sangrado vaginal abundante y prolongado asociado al ciclo menstrual.

Diferencias entre Metrorragia y Menorragia

  • La metrorragia corresponde a hemorragias que se originan fuera del ciclo menstrual, que se pueden describir una vez que se especifiquen sus características, y así darles un nombre, de acuerdo a la causa que la genera. Ejemplos: la hemorragia de la hiperplasia del endometrio, la metropatia hemorrágica, etc., son catalogadas metrorragias.
  • La menorragia corresponde a hemorragias que se originan durante el ciclo genital, que denota dos variaciones, una regla abundante y prolongada (hemorragia menstrual)
  • La metrorragia aparece a intervalos irregulares.
  • La menorragia aparece a intervalos frecuentes y regulares
  • Las causas de la metrorragia pueden ser diversas, de origen orgánico, disfuncional o farmacológico.
  • Las causas de la menorragia son generalmente orgánicas, en menor proporción por orígenes hematológicas o endocrinas
  • La metrorragia es considerada un síntoma ginecológico de algo mayor, orgánico u hormonal.
  • La menorragia es la alteración del ciclo menstrual, no necesariamente sintomático de una enfermedad.

Síntomas

  • En los casos de hemorragias vaginales, las mujeres necesitaran cambiarse las toallas sanitarias o tampones cada hora, durante un tiempo específico. En las noches, el sueño es perturbado por la misma necesidad de cambiarse.
  • El vientre se hincha y aparece un dolor intenso, en algunos casos.
  • Presentan agotamiento, quebranto e intranquilidad.

Consecuencias

La metrorragia y la menorragia, pueden ocasionar graves daños al organismo de la mujer. Lógicamente, un sangrado vaginal abundante, ya sea habitualmente o en ocasiones puede promover un estado anémico de cuidado, que producirá cansancio, debilidad, palidez y dificultad para concentrarse. Las hemorragias fuera del ciclo genital (metrorragias) suelen ser el aviso de afecciones graves, como carcinomas en el útero o en las trompas de Falopio, que resultan difíciles de detectar. En ocasiones, una vez que se descubren, por las hemorragias, están bastantes avanzadas y se requerirá una intervención quirúrgica. De igual manera afectan el desempeño intelectual, profesional y familiar de la mujer.

Toda mujer debería realizar, periódicamente exámenes exploratorios preventivos de su útero, trompas y vagina. Cualquier irregularidad que se presente, por pequeña que parezca, puede ser una alarma de la formación de alguna anomalía, que quizás, podamos detener a tiempo.

El chequeo médico, con el ginecólogo, debe ser algo inaplazable cada seis meses o una vez al año, donde se deberá incluir una citología y pruebas complementarias.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies