La cardiopatía ha sido, durante muchos años, una de las causas más comunes de fallecimientos de personas en todo el mundo. La podemos definir como el mayor padecimiento que sufre el corazón o todo el sistema cardiovascular, y la podemos desglosar en varios tipos según su origen o causa de aparición en el organismo. También es cierto, que su estudio ha sido extenso y que todavía se siguen observando los avances médicos para contrarrestar sus efectos y lograr controlar las enfermedades mortales originadas por la cardiopatía.

Para determinar las causas concretas de su formación, debemos identificar bien el tipo de cardiopatía a la que se está enfrentando el paciente. Si bien factores hereditarios tienen un gran porcentaje de incidencia, también el modo de vida con descuido y valores médicos por encima de su rango normal, han sido probados factores que causan la cardiopatía. Así que a continuación les presentaremos las diferentes causas de esta condición peligrosa en el organismo humano.

Tipos de Cardiopatías y sus causas

1.- Cardiopatía Coronaria:

Se caracteriza por el empequeñecimiento de los vasos sanguíneos que trasladan el torrente sanguíneo y el oxígeno al corazón. Es la más común y en los últimos años se ha posicionado como la principal causa de muertes en Estados Unidos, tanto de hombres como en mujeres.

Su causa principal es el endurecimiento de las arterias que van al corazón, se trata de acumulación de material graso en las paredes de las arterias del corazón, impidiendo el normal flujo de la sangre al órgano vital. Al estrecharse el flujo de la sangre se dificulta el normal funcionamiento del mismo, provocando graves peligros de sufrir un infarto.

2.- Cardiopatía Congénita:

Se caracteriza por alteraciones en el corazón o en las arterias al momento de formarse el feto, el hecho de ser congénita no quiere decir que sea hereditaria. Algunas también se manifiestan por la postura al momento de nacer, ya que se puede alterar el lugar de los pulmones.

La mayor parte de los casos en que se detecta, es por malformación del embrión en el embarazo, ya que se puede decir que no “maduró” el corazón y la persona por lo general vivirá con esta condición delicada, la cual usualmente requiere cirugía.

3.- Cardiopatía Isquémica:

Generalmente se produce por un desequilibrio entre el flujo de sangre en las arterias coronarias y el oxígeno requerido por el músculo cardíaco. Ocasionando el estrechamiento de las arterias por la gran cantidad de lípidos acumulados en una o en más arterias.

Otras causas que generan esta malformación, pueden ser las embolias cerebrales, las arteritis y la más común la angina de pecho.

4.- Cardiopatía Hipertensiva:

Es de las más comunes también y con mayores cifras de fallecimientos a nivel mundial. Tiende a registrarse por factores hereditarios y por problemas relacionados con la tensión o presión arterial. La edad también juega un papel muy relevante, ya que en personas mayores de 45 años se ha notado más su aparición.

También se le suman algunos factores externos o secundarios, tales como el tabaquismo, el consumo en exceso de licor, la obesidad, hipertensión y el consumo de drogas ilegales.

Es importante que tengamos presente que sí se puede mantener una vida normal padeciendo de alguna cardiopatía, solo hay que entender que para hacerla más duradera y con calidad, se debe entrar en un control médico constante y seguir los cuidados correspondientes. Llevar en lo posible una cotidianidad sana, es clave para lograr este objetivo, y no sugestionarse ni cohibirse ante la condición cardíaca ayudará a no afectarse sentimental y mentalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies