Segovia en un día: qué ver y donde comer

Segovia en un día: qué ver y donde comer. Segovia es una ciudad que te gustara, es dinámica, alegre, y llena de historias y leyendas. Podrás recorrerla a pie y te aseguro que te quedara tiempo de saborear un delicioso cochinillo. En estas breves líneas te dejo una lista de maravillosos lugares para conocer y comer si pasas un día en Segovia.

Desde tiempos prerromanos, por Segovia han pasado, podríamos decir, todas las culturas de la Península Ibérica y mientras la recorre, encontraras la presencia de pueblos iberos, romanos, visigodos, árabes y cristianos.

¿Qué conocer en Segovia?

Hay mucho que conocer en esta auténtica ciudad, sin embargo, te enumero una serie de lugares históricos que merecen ser visitados para afirmar que estuviste en Segovia.

El acueducto de Segovia

Este acueducto de características romanas conduce el torrente del manantial de la Fuenfria a la metrópoli, por más de 15 kilómetros. Pasa por El Caserón, la Casa de las Aguas, que es la parte alta de una superficie donde estuvo la ciudad del Alcázar. También, cruza la plaza Día Sanz hacia la  Azoguejo, y aquí se eleva por a 28 metros de altura aproximadamente, con dos órdenes de arcos para un total de 167 arcadas.

La arquería del acueducto es el hito arquitectónico más notable de la urbe y se ha mantenido en funcionamiento la lo largo de los siglos, esto tal vez lo mantuvo en buen estado. Hasta hace poco proveía el agua a la ciudad de Segovia y específicamente al Alcázar. En los últimos años ha sufrido un deterioro particularmente por la contaminación.

La construcción del acueducto data de principios de siglo II d.C., a finales del reinado del emperador Trajano o a principio del reino de Adriano. Son muchos siglos y situaciones por las que han pasado este levantamiento, por eso se ejecutan proyectos que garantizan la supervivencia de esta joya arquitectónica.

Segovia en un día: qué ver y donde comer

El Alcázar

Segovia en un día: qué ver y donde comer: El Alcázar de Segovia es un monumento emblemático después del acueducto. Es un castillo de la época de La Reconquista por los cristianos, que ha servido para muchísimas películas entre las que destacan las de Walt Disney como La Cenicienta y Blancanieves.

El Alcázar se divide, básicamente, en dos áreas, la exterior con un patio herrario, foso, puente elevadizo y la torre. En la parte interior que incluye una capilla hay varias salas nobles como la sala del Trono, la Galera, las Piñas, y de los Reyes, entre muchas otras que puedes visitar actualmente, para certificar porque fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1985.

La casa de la Moneda.

Aunque no seas fans de la numismática vale la pena conocer cómo eran los antiguos sistemas de producción con los que se acuñaban monedas. Este es, un edificio del siglo XVI construido por Juan Herrera para el rey Felipe II, y casi está intacto desde que fue levantado.

Este museo se encuentra muy cerca del río Eresma y del monasterio de Santa María del Parral de la orden de los monjes Jerónimos. Esta construcción desde el inicio se estableció que fuese para la producción de monedas, así que gracias a Felipe II se introdujo en España la técnica de acuñación mediante rodillos.

Puedes visitar la casa de la moneda todos los días a excepción de los lunes porque está cerrado. Hay visitas guiadas individuales y grupales que se concretan por la página de internet. La entrada general tiene un valor de 4 €, pero investiga sobre sus tarifas especiales que te sorprenderán.

La Juderia

Es un barrio ubicado al sur de la ciudad, fue habitado por la comunidad hebrea desde el siglo XII hasta su expulsión por el Edicto de Granada promulgado por los Reyes Católicos en 1492. En su momento, fue una de las comunidades más ricas y pobladas de toda Castilla. Todos los bienes fueron entregados a la iglesia católica.

En la calle real se sitúa la Sinagoga Mayor de Segovia ahora llamada Iglesia de Corpus Christi. Las estrechas calles de esta Judería merecen ser recorridas para descubrir bonitos rincones como la Plazuela del Socorro con la Puerta de San Andrés, una de las que quedan de la antigua muralla medieval.

La Catedral

La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de sus Frutos, también conocida como La Dama de las Catedrales por la elegancia y su dimensión. Data de los siglos XVI y XVIII tiempo en el que levantó con el predominio gótico, combinado con unos rasgos renacentistas.

Estas características son evidentes en los hermosos vitrales, las 19 capillas que están a lo largo de la nave central, el coro, el claustro, que combinadas con 33 metros de altura, dan la maravillosa sensación de elevarse al cielo, como fue la intención de los constructores.

Curiosamente el Claustro fue trasladado cada una de las piedras, desde la antigua Catedral de Santa María, que fue destruida durante la Guerra de las Comunidades. Constituye la parte más primitiva del templo que se conserva intacta. Accedes a ella por un hermoso portal decorada con el tema de La Piedad, del mismo tiempo, obra de Sebastián de Almonacid.

La Plaza Mayor

La Plaza Mayor se ubica en el casco antiguo de la ciudad en el que puedes encontrar la Catedral, el Teatro Juan Bravo o la Casa Consistorial. Considera que es un magnífico espacio para descansar y tomar algo, ya que hay muchos bares con terrazas que pudiesen pasar desapercibidos, solo hay que estar atentos y de seguro un buen lugar encontraras.

La Plaza tiene forma rectangular y su recorrido se hace en el sentido de las agujas del reloj, que comienza con la casa consistorial, sede del Ayuntamiento, y termina con otro edificio, en el centro hay un templete para actuaciones musicales. Es un espacio concurrido, tendrás mucho que observar.

¿Dónde comer en Segovia?

Segovia en un día: qué ver y donde comer: Esta ciudad es muy festiva y te ofrece muchísimas opciones, que mereces disfrutar en el tiempo que decidas ir a visitarla. Por ejemplo, puedes ir a tomar una copa de vino acompañado de una exquisita tapa. No olvides que Segovia tiene una inmensa cultura en taperia. En el centro o fuera de él, encontraras buenos bares que te ofrecen un excelente servicio solo por 2 €.

¿Bar y un buen vino?

¡Ojo! Si de bares se trata pues tienes que correr a la “calle de los bares” que está muy cerca de la plaza mayor. El más popular es El Sitio, tal vez por su cercanía a la Universidad de Valladolid, o porque es un lugar perfecto para tomar una copa de un buen vino tinto o blanco acompañado de las ricas tapas que te dejan elegir.

Restaurantes

Comer en Segovia es una experiencia de dioses, aunque las tapas acompañadas con vino, son la especialidad, hay más opciones que debes probar, como por ejemplo, una sopa Castellana o un Cochinillo. Ten en cuenta que no es barato, pero disfrutaras cada euro que pagues.

El mesón de maría es muy conocido y popular entre los segovianos y ofrece platos típicos, El Mesón El Arriero, es cerca del Alcázar. Se come bien, es barato y para nada lujoso, hay cabezas de toro colgando en las paredes y jamones gigantes, pero esto es el atractivo del lugar porque los fines de semana hay que reservar para garantizar el almuerzo o la cena.

Otra opción es Casa Pasco, está en el corazón del Barrio San Lorenzo, es decir que está en frente a la plaza que lleva el mismo nombre, aquí encontraras platos inspirados en productos y sabores de la huerta segoviana.

La Concepción

Mejor conocido como “la Concha”, es un restaurante – Café con terraza y comedor abovedado, tiene un excelente menú turístico y una carta de cocina creativa y de mercado. Cerca del acueducto esta Venta Magullo, especialistas en judiones de la granja y cochino frito y asado. Las Cuevas del Duque, el cual lleva abierto desde finales del siglo XIX.

El Asador

También está muy próximo al acueducto, tiene buenos precios y es muy famoso. Pero, más barato que el Restaurante California, no hay. Es un local pequeño, con platos muy ricos que van desde judiones, ensaladas, bacalao hasta deliciosos postres caseros.

Puedes elegir entre cualquiera de estos lugares, seguro comerás muy bien y pasarás un agradable rato. Es una zona turística, así que se esmeran por sus mejores platos, con los ingredientes más frescos. El vino es la especialidad de Segovia así que déjate llevar y disfruta del aroma y del sabor de las uvas que han pasado por un proceso de fermentación para ser parte de tu paladar.

Segovia en un día: qué ver y donde comer: Como ves, en Segovia hay mucho por ver y especialmente, por comer. En un día podrás recorrer muchos de los lugares que constituyen el patrimonio de esta ciudad. Disfruta un día en Segovia y cuéntanos las mejores anécdotas de tu viaje.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies